sábado, 3 de diciembre de 2016

Cojín para alianzas de boda rústico/vintage paso a paso foto a foto

"Refrany;
De tant guapa que es la xica, la casarem sense dot"
De tan guapa que es la chica, la casaremos sin dote.


Una de mis mejores amigas se ha casado hoy.
Una maravillosa, preciosa, increible y fantástica jovencita que podría perfectamente ser mi hija, ya que tiene la edad de mi hijo pequeño.
Ya imagino que pensaréis que ¿en que podrán coincidir una chica joven, con una mujer de casi sesenta años para ser tan amigas? os quedaríais a cuadros si os lo contara, ya que incluso en muchas ocasiones pensamos exactamente lo mismo, al mismo tiempo.
Curiosamente, nos unió la indumentaria tradicional valenciana y desde entonces, ha sido mi niña, a la que quiero muchíiiiiiiisimoooooo, en la que confío plenamente y que jamás me ha fallado ni en lo bueno, ni en lo malo  ¡NUNCA! y aunque no nos vemos como nos gustaría, estamos siempre, siempre en contacto.
Cuando me dijo que ella y Julio se casaban, recuerdo que íbamos a comprar un "jopetí" para su novio, y me emocioné un montón. Sabía que sería partícipe de los preparativos de ésta boda y me ilusioné mucho, porque las dos juntas, igual reimos a carcajadas, que lloramos si hace falta.
Últimamente no dispongo de tiempo para mimar a mis amigas, ni para disfrutar de ellas, vamos...apenas dispongo de tiempo para nada, pero quise hacerle un cojín para las alianzas que fuera un poco como ella; natural, romántica, campestre, elegante, y con un toque vintage....mucho quería concentrar yo en ése cojín en cuya confección al final, han participado hasta mi marido y mis nietas y que está hecho con muchísimo amor y con los mejores deseos de felicidad infinita, para ellos DOS.

Necesitaremos;
  1. Cintas de organza, raso, puntilla, terciopelo etc
  2. Botones perlados, de cristal, brillantes
  3. Tela de saco, arpillera o yute
  4. Tela de algodónblanca
  5. Flores secas, lavanda o espliego fresco
  6. Un trozo de madera
  7. Cuerda de yute o cáñamo
  8. Relleno de fibra

 Fuimos al monte y mi marido se encargó de elegir y cortar la madera que sería el corazón para los anillos


una vez en casa, fuimos dando forma a la madera entre mis nietas y yo


Hicimos un agujero en el centro, por donde pasaremos después un trozo de cuerda de cáñamo que sujetarán las alianzas.
Como no encontramos la lija necesaria, (la olvidé en Valencia), tuvimos que ir lijando y afinanado el corazón ¡¡¡con una lima de uñas!!! bueno, haciendo honor a la verdad, tuvimos que usar dos y menos mal que las tenía en el pueblo, porque allí no hay tienda alguna donde comprar NADA


Con ayuda de un pirógrafo, grabé los nombres de los novios y la fecha del enlace


Ya tenemos el corazón que portará los anillos listo


Pasamos a confeccionar unas rosas con distintos materiales. ésta por ejemplo la hice con una puntilla de valencienne


  y unos retales de tarlatana (gasilla)


las otras rosas, las hice con organza, terciopelo


unas puntillas, perla, botón, canutillo....etc


 un poco de espliego de mi sierra de Albarracín y unas florecillas de siemprevivas de colores que sequé para la ocasión


que junto a las flores de tela, ayudaron a formar un ramillete romántico, dándo una nota vintage


 Cortaremos dos trozos de tela de algodón de  30x15 y los uniremos cosiendo todos los lados, pero dejando unos 10cm por un lado sin coser


Lo mismo haremos con la tela de arpillera, cortaremos dos trozos de  30´5x15´5 y coseremos por todos los lados, pero dejando una abertura por un lado


con el relleno de fibra y unas ramitas de espliego natural


rellenaremos la funda de algodón, ésto hará que cuando mi chica abra el armario o cajón donde guarde el cojín, le llegue un suave aroma a lavanda.... 


llega el turno de cerrar el cojín de algodón, introducirlo en la funda de arpillera y cerrarlo con punto escondido


 Con un trozo de tul blanco y unas puntillas


formé un atado sobre la arpillera


para dar un toque mas de novia


y coloqué sobre el mismo, el ramillete de flores


Pasé un trozo de cuerda de yute a través de la arpillera y la cuerda por el agujero del centro del corazón de madera, puse unas argollas a modo de alianzas e hice una lazada para sujetarlas


 Nosotros hemos tenido que retirarnos recién terminada la exquisita comida, pero mientras escribo éste post, seguirán celebrando un día precioso, una boda emotiva, elegante y sencilla, redonda, una boda de 10 donde todo ha salido perfecto.
Deseo para Dafne y Julio toda la felicidad que para mi quisiera, porque éste es sólo el comienzo de una gran aventura, que cada día de este hermoso viaje que hoy emprendéis sea de felicidad.
Terminad de disfrutar este maravilloso día en el que habéis decidido compartir vuestras vidas con el sentimiento más grande que puede tenerse, el amor.

L'AMISTAT I L'AMOR......QUE SUREN!!!

Felicitats parella!

No hay comentarios:

Publicar un comentario