domingo, 10 de julio de 2016

Llimó granissat granizado de limón casero paso a paso

"Refrany;
A l'estiu tot el món viu"
En verano todo el mundo vive.



De mis tiempos de niña, de aquellos largos y maravillosos veranos pasados en La Font D'en Carròs, guardo innumerables y dulcísimos recuerdos, mi pueblo paterno, cuna de mis iaios Sabeleta i Antoniet, de mi padre y tíos Salvador, Toni y Vicent.
Junto a ellos y sus familias pasamos todos los veranos de mi infancia y juventud ya que íbamos a "estiuar" veranear, en quel caluroso pueblo de la Safor, refugiándonos en el Maro cuando a nuestros padres les daban las vacaciones de Agosto y nos subíamos todos los primos y tios a la caseta "del secá", desde donde divisábamos Cullera y el mar, otras veces nos refrescábamos cogiendo "la Paloma gandiense" y yendo a pasar el día a la playa de Gandía o la de Piles.



Durante aquellas tórridas tardes de verano, mi madre (que nunca conseguía la pobre ,que yo hiciera la sagrada siesta), cada día me prometía a cambio de dormir un poco, que cuando viniera el polero o xambitero, me premiaría con alguno de los manjares que traía en verano, (en invierno cambiaba los helados y polos, por castañas asadas) bien resguardados del calor, dentro de aquella caja de madera cuyo interior iba forrada de corcho, en cuyas tripas guardaba celosamente, envueltas en hielo, cubiertas con las tapas/cono de metal y que repartía por las calles del pueblo. Recuerdo verlo entrar desde "la placeta del metge" desde la esquina de casa mis tíos Teresín i Vicent, pasar la fonteta siempre llena de avispas y enfilar nuestra calle......


 al grito de "El polerooooooo....xambis, polos, mantecaooooooos, aiguallimó i cibáaaaaaa".
 Yo lo intentaba, de verdad intentaba hacer la siesta, relamiéndome mientras pensaba cuál sería mi elección, si el vaso de "aiguallimó" que extraería del cajón, con aquella especie de cucharón cilíndrico, de rabo largo y caería en forma de oro pálido en el vaso que sacaría mi madre con todo el cuidado del mundo, del "vasar"o alacena de casa los iaios, junto a la chimenea, cuyos estantes adornaba la iaia con puntillas blancas y que cada verano blanqueaba para que relucían impolutas, como palomas que guardaban aquellos vasos y platos cada uno de un modelo, de una vajilla y cristalería distinta, porque entonces, no daba para más y que cuidábamos como tesoros "per l'amor de Dèu, ves amb comte! no'l vatges a trencar filla, que la iaia s'ho estima molt", y cuando el "llimó granissat" era para varios, sacaba la "xarra" o el "pitjer".


 o bien me decantaría por un corte de mantecao o chambi, que el polero haría en aquellos moldes cuadrados, también de metal, colocando primero al fondo una galleta, rellenando de mantecao para cubrir al final con otra galleta, apretar la palanquita del mango y et voilá, chambi listo,(años después he deducido que al aquél "xambi", igual era un derivación de la palabra sandwich) según el tamaño que le sacaría a mi mamaita.


 Pero nada....que me distraía en mil y una cosas y pensamientos, albergada en el frescor de la casa y llegaba la hora en que todo salía del letargo siestil y yo sin dormirme....total....que un día más me quedaba sin el premio cuando pasara el polero, mecachis en la mar, que poco me ha gustado dormir por el día....


No había otra a esperar que llegara el sábado en que vendría mi padre y tíos de Valencia, donde pasaban la semana de "Rodríguez", hasta que llegara Agosto, y después de cenar iríamos al casinet de la Plaça del xorros, (o nos mandarían a los peques con las lecheras, para que cargáramos en ellas y disfrutar a la fresca en la calle, sentados en las sillitas bajas de enea a la puerta de la casa), donde los mayores tomarían un "blanc i negre" de "llet merengá i café granissat"y de donde seguro, saldríamos los peques con algún mantecao en la mano, chupeteando con avidez, antes de que el calor lo hicera chorretear entre las manos y vinieran a ayudarnos todas las moscas del pueblo.

Os puse el otro día la receta del Jarabe o "xarop", para hacer "aiguallimó", cuyo paso a paso podéis ver pinchando aquí; http://calaixetdelaiaia.blogspot.com.es/2016/07/jarabe-o-sirope-de-limon-para-hacer.html

Partiendo de éste sirope, vamos a hacer el "llimó granissat"


Para ello mezclaremos en una botella de plástico y boca ancha, que pueda ir al congelador 250ml de jarabe, con 600ml de agua mineral (para que no deje sabor a cloro) y llevaremos al congelador.
Igual que cada horno funciona distinto, cada congelador, necesita unos tiempos de cristalizado y congelado. Hemos de evitar que se nos haga un bloque de hielo, para ello, cada hora primero, y cada media hora después, sacaremos la botella y batiremos enérgicamente. Si queréis podéis ir pasando cada vez la batidora, yo prefiero batir la botella, cual maraca de Machín ;)


Suelo ponerlo en el congelador a media tarde, para tomar por la noche.


en el momento de consumir, serviremos añadiendo unas ramitas de menta o hierbabuena

y unas rodajitas de lima

y de limón

Aunque a mi me gusta, mejor dicho ¡¡me encanta!! tal cual, si no lo toman niños, podéis "bautizarlo" con unas gotitas de vuestro licor o bebida favoritos.

Disfrutar mucho de las vacaciones, y del verano. Lo importante es estar bien acompañados y disfrutar de la vida. ¡¡¡BUEN VERANO!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario