martes, 17 de mayo de 2016

Croquetas cuadradas de jamón serrano y pollo paso a paso

"Refrany;
Pa a la post, i un bon pernil al rebost"
Pan en la tabla, y un buen jamón en la despensa.

Me encantan toda clase de croquetas, pero éstas son mis favoritas.


Encima son facilísimas de hacer, pues siguiendo mis indicaciones no hay ni que darles forma con las manos...


....pero mejor paso a explicaros ¿no?

Necesitaremos;


  1. Pollo ya cocido del puchero, o asado a la plancha
  2. Jamón serrano
  3. Una cebolla
  4. Cuatro cucharadas bien colmadas de harina
  5. Medio litro de leche
  6. Un huevo XL
  7. Pan rallado
  8. 250ml de caldo del puchero
  9. Aceite de oliva
  10. Sal
  11. Pimienta 


Vamos a necesitar una bechamel muy espesa, comenzaremos pochando la cebolla picada muy fina en aceite de oliva a fuego lento porque no queremos que nos coja color.



Cortamos y troceamos pequeñito nuestro jamón serrano. No pongo cantidad porque ésto va a gustos, pero como todo, cuanto mas azúcar mas dulce.


Mezclaremos con el pollo desmenuzado y reservamos.
 

Una vez pochada nuestra cebolla, añadiremos la harina que ha de sofreirse porque de lo contrario deja un sabor a harina cruda que desmerece mucho, pero ¡ojo! que tampo se nos queme, que no se que es peor, si cruda...o quemada
 

Hacer un bechamel sin grumos no tiene ningún misterio, tan solo paciencia y dedicación. Añadiremos la leche a temperatura ambiente poco a poco, y a continuación nuestro caldo de pollo también a temperatura ambiente, mientras removemos constantemente


salpimentaremos
 

rallaremos nuez moscada al gusto, (a nosotros nos gusta con bastante nuez moscada), y siempre sin dejar de remover hasta que


veamos que la bechamel se despega sola de la sartén, en éste momento ya está lista. Apagamos el fuego


y añadimos nuestro pollo con jamón, mezclando todo bien
 

Es importante dejar reposar nuestra mezcla 


por tanto, la pasaremos a una bandeja
 

cubriremos con papel film para que no se reseque y se forme costra y dejaremos en el frigo si es posible, de un día para otro, de lo contraria como mínimo tres horas


pasadas las cuales, desmoldaremos volteando sobre la tabla de cortar o el banco de trabajo 


y cortaremos nuestra croquetas del tamaño que  nos gusten. Con éstas cantidades, me han salido 48 croquetas
 

las pasaremos por  harina
 

huevo batido
 

 pan rallado, siempre por éste orden, si queréis recordarlo, podéis usar el truco del orden alfabético. Os recomiendo que si tenéis tiempo, dejéis las corquetas rebozadas unos 30 minutos antes de freir. Con ésto, el rebozado se seca lo justo para obtener un mejor resultado de fritura


y ahora, no escatiméis en aceite de oliva, que ha de estar muy caliente, e ir friendo por tandas y pasado por papel de cocina para que absorba el aceite sobrante. Las que no vayáis a freir las pondéis congerlar son ningún problema, poniéndolas primero a congelar en una bandeja evitando que se toquen entre ellas y una vez congeladas pasarlas a una bolsa hermética, donde pondremos la fecha. Cuando vayamos a usarlas, las freiremos sin descongelar...están deliciosas! Dicen que aguantan hasta tres meses, lo siento pero no os lo puedo asegurar, en mi congelador no aguantan tanto, porque suelo repartirlas y las que quedan, nos las comemos antes, jajajaja
 

Croquetas de jamón y pollo 


con vuestra guarnición favorita, listas para comeeeeeeer...
 
"A la taula i.....BON PROFIT!!!
Si te gusta mi receta y la compartes, estupendo y si quieres que la vea mas gente, puedes clicar en g+1 ¡Ah¡ y recuerda que también estoy en Facebook pinchando aquí entras en mi página 
Gracias por leerme ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario