viernes, 1 de abril de 2016

Corona de gloria con calabazate, yemas y almendra paso a paso

"Refrany;
El juny diu al juliol: jo he plogut; tu fes bon sol"
Junio dice a Julio;yo he llovido;tu haz buen sol.


El sábado fué la fiesta de la comunidad, se hace una comida campestre, a la que asisten todos los pueblos de la Comunidad de Albarracín, con misa de campaña jotera, y estamos todo el día en el monte, quería llevar un dulce para el café para invitar a mis amigos, pero que aguantara bien un ratito sin nevera, porque éste año se ha adelantado el calor así que tenía que ser sin nata, trufa o similar.


Pensé hacer una Corona de Gloria, que se llama así porque en tierras valencianas, se hace el domingo de Resurección, y Corona de Nadal, porque también se come el día de Navidad o Rotllo de carabassat...vamos que según el lugar tiene un nombre, lo cierto es que tanto a mi marido como a mi papi, les encanta.

 
Es una especie de bizcocho de almendra con un relleno sorprendente que en casa hago el día de Navidad y el domingo de Gloria. Su ingrediente especial es el "carabassat" o calabazate, mezclado con yemas de huevo, (en mi caso de gallinas ecológicas y criadas en el campo), pero como se cuecen en el horno y lo tendré a la sombra y los más fresco posible, creo que es el pastel ideal.


El calabazate es una clase de calabaza glaseada, que se prepara con una variedad de calabaza muy especial: la Cidra (Cucurbita ficifolia), también llamada calabaza confitera, cidra o almizclera, de cáscara gruesa y consistente, y de pulpa jugosa y filamentosa con la que también se prepara el cabellos de ángel,pero en ésta receta se utiliza el calabazate.


Es fácil de encontrar en las casas de frutos secos, y la venden en trozos rectangulares envuelta en papel celofán. La suelo comprar en las paradas del Mercado Central de Russafa o Mercat del Cabanyal.


Si os es completamente imposible encontrar el calabazate "carabassat" podéis sustituirlo por el cabello de ángel que venden envasado, aunque os aconsejo que intentéis encontrar la calabaza glaseada que es lo adecuado para ésta corona.

Necesitaremos;


  1. 6 huevos xl
  2. 150 azúcar 
  3. 250g de "carabassat" calabazate
  4. 250 g de almendra molida
  5. Una cucharada de café de esencia de azahar
  6. La ralladura de media naranja
  7. La ralladura de medio limón
  8. Una pizquita de sal
  9. Azúcar glass
  10. Una pizca de harina y de margarina para engrasar el molde
  11. Un molde de corona


Comenzaremos rallando el "carabassat" que habremos tenido en el frigo previamente durante un par de horas


Separaremos las claras y las yemas


batiremos las yemas


y las mezclamos con el calabazate rallado. Reservamos.


batimos las claras con una pizquita de sal


hasta conseguir un merengue MUY fuerte, sabemos que está listo cuando damos la vuelta al recipìente y no se cae. Se me ocurrió un día voltearlo sobre mi cabeza  y mi nieta lo hace sobre la suya cada vez que preparamos merengue, ya veremos si un día de éstos acaba "enmeregada"jajaja. Añadiremos poco a poco el azúcar y seguimos batiendo


Iremos incorporando poco a poco, con mucha suavidad, con ayuda de la pala y movimientos envolventes los 250 g. de almendra molida. Este paso ha de hacerse con cariño, es importante que no se nos baje el merengue.
                                     

Untamos el molde con margarina y espolvoreamos con harina para evitar que se pegue y facilitar el desmoldado. Mientras pondremos a calentar el horno a 175º


Rallamos media piel de limón y naranja  evitando la parte blanca  porque amarga y lo incorporamos a la masa que. Añadimos una cucharada de Agua o Esencia de Azahar y removemos con mucho cuidado. Es muy importante ésta cucharadita de esencia de azahar, porque le de el toque especial, como al roscón de reyes.


volcamos la mitad de la masa y hacemos un canal ,


 donde pondremos las yemas con el calabazate procurando que no llegue a las orillas del molde


Volcamos en el molde y damos unos golpes sobre la superficie de trabajo para que nos quede igualada la masa. Pondremos en el horno precalentado a 175º a media altura con calor arriba y abaja durante 30 minutos en mi horno. Cada horno funciona de una forma. Comprobad con un palo de brocheta y si sale limpio, ya ésta lista.


Dejamos enfriar por completo y desmoldamos


Espolvoreamos con azúcar glas y quemamos con la pistola


Si no tenéis pistola de quemar, podéis tostar el azúcar utilizando el grill del horno con cuidado de que no se os queme demasiado,


 aunque ha de estar bien tostadito. Espolvoreamos con un poquito mas de azúcar glas


y listo para comer. Éste es el aspecto del corte, realmente es un dulce delicioso


"A la taula i....BON PROFIT!!!!
Si te gusta mi receta, puedes compartirla y clicar en g+1 para que llegue a más gente.
Espero tus comentarios y recuerda que también estoy en Facebook https://www.facebook.com/El-calaixet-de-la-iaia-533062140099386/

No hay comentarios:

Publicar un comentario