miércoles, 6 de enero de 2016

Cuento de Navidad y Reyes


Cuento de Navidad y Reyes

Bueno, en realidad no es un cuento lo que os voy a contar, sino un relato, tan real como la vida misma.
A veces en el día a día ocurren cosas que parecen cuentos o quizás es en nuestra mente donde los queremos ver así.
Nuestro primer perro fué un Braco Alemán llamado Tizón que vivió con nosotros desde que tenía 3 días, hasta que con 15 años, lo tuvimos que sacrificar.


Yo no he sido nunca muy amiga de tener un perro en un piso, ni muchos menos hasta entonces, me había llamado demasiado la atención los perros como para criar uno en un reducido espacio, pero mi Tizón despertó en mi un amor hacia los animales que tenía guardado en algún rinconcito de mi corazón sin saberlo.
Aún recuerdo aquel 12 de Octubre cuando me llamó mi sobrino desde el pueblo donde estaba pasando el puente del Pilar "tía tengo unos amigos criadores de bracos a los que les ha nacido uno  negro que no sirve para la venta y lo van a sacrificar....." le dije ¡¡NO!!!, traelo la tía se lo queda, y con nosotros estuvo 15 años, creció junto a mis hijos y a quien recordamos con un inmenso cariño, de quién me enamoré en cuanto al salir del ascensor, mis sobrinos lo dejaron caer en mis brazos, aquella bolita negra de orejas colgantes, lleno de pulgas, recién llegado de las  frías tierras aragonesas y a quién crié con biberón..... pocos perros habrán como nuestro Tizón.


 Lloré taaanto que me dije a mi misma que no quería más perros, pero.....
Hace unos años, por mi cumpleaños, mi marido y mis hijos me regalaron una perrita Yorkshire Terrier, cuyos padres eran los perritos de mis consuegros.


Lluna que ahora tiene 5 años, se convirtió en una más de casa. No es para nada la clásica perrita de sofá y cortos paseos. Mi marido, ex corredor y marathoniano hasta hace poco, se la llevaba a sus entrenamientos y a sus rutas por el bosque, lo que ha hecho de Lluna toda una pequeña pero gran atleta, que incluso es capaz de sacar en el monte cuando va de ruta con su amo, a algún que otro jabalí, ante la sorpresa de familiares y amigos. Aparte de ser toda una jabata y aguantar horas y horas de caminatas con su amo y amigos.
Teníamos pensado cruzarla el próximo verano y con novio ya esperando, pero.....durante el último celo, mientras la cuidaba mi padre en tanto que cargábamos el coche para ir  de viaje al pueblo, entretenido el hombre hablando de fútbol con unos amigos, éstos le avisaron de que estaban montando a Lluna, a pesar de llevarla atada con la correa. un Shit Zu de su mismo tamaño, a quien su dueño llevaba suelto.

El pasado 28 de Noviembre,por la noche, mi Lluna se puso de parto y tuvo cuatro preciosos perritos.

No se si algun@ de quienes me leéis habéis presenciado el parto de vuestra perra. Es un momento emocionante y precioso como nunca hubiera creído.


Primero nació una perrita a quien provisionalmente pusimos el nombre de Taques, porque tiene manchas, después nació un macho, a quienes los peques de la family pusieron  Zuma, a continuación otro macho que llamamos Skype y por última la chiquitina una perrita que nació sin respirar y a quien tuvimos que romper la bolsa y mi marido masajeó hasta que comenzó a moverse y ya se lo dió a su mamá que a base de lametazos consiguió que Dysi viviera...de verdad que fueron unas horas maravillosas, aunque duraron casi toda la noche del sábado.


Ha sido un poco complicado hasta ahora poderlos cuidar a todos debido a  que faltamos muchas horas de casa, a causa del tratamiento de mi marido, pero el tiempo pasado con ellos es muy reconfortante. Es precioso verlos crecer, ayudar a que todos puedan mamar por igual, y ver como Lluna es toda una madraza a quien hay que llevar a la fuerza a la calle para que haga sus necesidades porque no quiere separarse de ellos.
Darles el biberón mientras LLuna tenía la subida de leche, mi marido en un sillón y yo en otro con dos perritos cada uno en brazos, arroparles por las noches para que no pasen frío, bajarlos frecuentemente a Faunatopía para que Ana y Susana vean si aumentan adecuadamente de peso, si reciben la alimentación adecuada....  y tantas cosas más.
Pero.....es inevitable, y nos tenemos que separar de los chiquitines ella y nosotros. Si las circunstancias fueran otras, no me desprendería de ninguno de ellos, porque ya son de casa y quiero a los cuatro, les he cogido un cariño inmenso, pero se que cada uno será feliz y harán felices a sus nuevos amitos.


Y ahora viene el cuento, que en realidad son dos.

El cuento de Navidad;


Una preciosa joven de 27 años que desde pequeña su máxima ilusión era tener un perrito y pedía insistentemente, cada cumpleños, cada Navidad, cada reyes.
Desde el momento en que vió a Taques, se enamoró de ella, con su carita manchada de blanco y su morrito rosado.  Hablamos largo y tendido con su pareja, pero a pesar de desear quedársela era imposible por tener una jonada laboral muy extensa y faltar ámbos muchas horas de casa.
Peroooo, la empresa decidió hacer una jornada casi intensiva y maduramos la posiblidad de regalarle la perrita.

Y así fué como el día de Navidad, recibió con enorme sorpresa y entre lloros de emoción su regalo soñado.
 La perrita se llama ahora Ayala y su dueña es Anael mi querida nuera, que junto a Pau, mi maravilloso hijo pequeño la educarán y criarán con todo amor y cariño.


Cuento de Reyes;

 Una niña de diez años que ha dejado de creer en los Reyes Magos de Oriente cuya mami  se había planteado no tener perro.
Ante la insistencia  de Susana, la mami de Elena, la nenita escribe la carta a sus majestades pidiendo lo que ella cree un imposible;
 Una cachorrita de regalo.


Ésta petición taaan especial hace que la mamá de Elena se replantee la decisión tomada hasta el momento y en complicidad con la tía Ana, mi veterinaria y que ha cuidado de mi Lluna y los cachorritos hasta ahora, que adora a su sobrina y es sabedora de su inmenso deseo de tener un perrito decide adoptar para ella, a la pequeña de la camada. Así que la víspera de Reyes, dejamos ya a la peque en Faunatopía, la clínica veterinaria, junto a Ana y Sonia que cuidarán muy bien de mi Dysi como siempre y nuestra benjamina, será el regalo que los reyes Magos de Oriente dejarán la noche del 5 de Enero a ésta dulce pequeña, que gracias a éste regalo tan especial, seguirá creyendo en la magia de Navidad.
Y yo también, ya que mis cachorritos tendrán casi mes y medio se les podrá destetar sin problemas, es como si hubieran nacido especialmente para todas ellas, ya que el resto de chiquitines, también van a hogares donde serán cuidados y tratados como auténticos reyes,


Mi Skype se va a Alboraia en brazos de Irene, otra mami que cumplirá el deseo de sus niñas, donde va a cuidarlo tres princesas, que aún no saben de su llegada, me gustaría ver por un agujerito sus caras.
Y por último Zuma, marcha hacia Rafelbuñol, donde su amita Alicia lo cuidará igual que ya cuida de su otro perrito que ya espera la llegada de su compañerito, aunque va a ser muy duro despedirme de ellos, no me queda otra opción. Se quedan con personas serias y responsables, amantes de los animales y podremos saber como crecen.
Solo me queda deciros que no adoptéis ni regaléis un perrito, de no ser que estéis muy seguros de lo que vais a hacer, de que vais a poder cuidarlos protegerlos y quererlos.


 Un perrito no es un juguete, es un ser vivo que necesita todo el cariño que da, y os aseguro que es MUCHO.
Que vuestro sueños se cumplan y  Melchor Gaspar y Baltasar os traigan los regalos que habéis pedido. Yo, como cada año, aunque ya no quedan pequeños en casa, he puesto los zapatos en el balcón, tras haber puesto agua para los camellos, y dulces con alguna bebida espirituosa para sus majestades ya estoy en la cama, y como cada año  desde chiquitita soñaré que estoy en mi habitación de casa de mis padres, y los reyes Magos atraviesan el pasillo, montados en sus camellos, pasando por la puerta de mi cuarto camino del comedor, donde dejarán depositados mis regalos.
 Es tan bonito soñar.......porque a veces, los sueños....¡¡¡ SE CUMPLEN!!!

Bona nit cresol, que la llum s'apaga.

Edito ésta entrada el 7 de Enero.


Aquí tenéis a la preciosidad de Elena, flamante amita de Dysi que ahora se llama Zula. Esa carita expresa......todooooo


Y éstas felices y guapísimas nenas son Ángela, Lucía e Irene que tienen en brazos a Skype y cuyo nuevo nombre es Castle.


Y para terminar, ésta guapa y simpática rubia es Alicia, quien tiene en brazos a Zuma, el último que hemos regalado y al único que le han mantenido el nombre que pusieron mis nietas y sobris. Su nueva amita Alicia ha querido conservarlo así.
Espero que tod@s se aclimaten pronto a su nuevo hogar y estoy segura que estarán tratados como auténticos reyes.

Gracias a Pau, Ana, Sonia, Susana, Irene y Alicia por ser cómplices de estos maravillosos regalos y por seguir manteniendo la ilusión de la magia de Navidad.
Seguro que todos y todas van a ser muy felices.

Y de nuevo edito ésta entrada el 6/1/2017 , para contaros que un año despúes todos los perritos están grandes guapos y sanos, en sus hogares con sus dueños dándose mútuo cariño. Afortunadamente sigo en contacto con todos y los veo crecer, ya cumplieron un año y todos son muchos mas felices de lo que mi marido y yo podíamos preveer.

Feliz día de Reyes para todos los que me leeis ;)

2 comentarios:

  1. ¡Buenos días Maimen!
    Que preciosa historia, aunque sea real, parece de cuento con final feliz.
    Yo entiendo todos tus sentimientos hacia tus cachorros, porque en casa también lo hemos vivido, y muy recientemente con Neko, mi gata, es blanca y tiene los ojos azules tan transparentes que parecen agua, ya ha tenido tres camadas, y nos da pena deshacernos de los gatitos, aunque en el jardín y el huerto de mi padre tienen suficiente espacio para ellos, algunos los hemos regalado, porque tenemos 8 gatos, pero siempre hay alguno que te roba el corazón y del que no puedes separarte, como con mi Pelusita, una gatita idéntica a su mami y que me tiene loca, tiene el pelito blanquísimo, y un ojo azul y otro celeste, por lo que cuando te mira te cautiva completamente.
    Me alegro que tus cachorrillos hayan encontrado un hogar donde seguramente los adorarán como se merecen
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Concha que bonito compartir el amor por los animales, y que bonito lo que me cuentas. Que pena que yo no tenga un huerto o un jardín, perooo es lo que hay. Disfruta mucho de tus gatitos, los animales dan mucho cariño y satisfacciones. Un tierno abrazo.

      Eliminar