viernes, 7 de agosto de 2015

Pollo al limón estilo chino paso a paso

"Refrany;
No hi ha millor medicina que la ceba, l'all i la llima "
No hay mejor medicina, que la cebolla el ajo y el limón.

Me encanta el limón, bueno, mejor dicho en casa nos encanta el limón, tanto en dulce como en salado, no concibo un arroz sin un buen chorro de limón, ni una sopa, ni una carne a la plancha, ni un pescado....a casi todo le pongo limón, así que ésta receta me gusta mucho.


Pollo al limón al estilo chino receta uno.
Si...receta uno, porque éste pollo lo hago de dos maneras parecidas, pero distintas, en la de hoy el rebozado es con Maizena y la salsa muy espesa, pero si os gusta más líquida solo habéis de poner menos Maizena o mas agua.

Necesitaremos para dos comensales;
  1. Dos pechugas de pollo deshuesadas sin piel
  2. Medio vaso de leche
  3. Un huevo
  4. Maizena
  5. Dos limones
  6. Dos cucharadas soperas de vinagre de vino blanco
  7. Dos cucharadas soperas de azúcar
  8. Ocho cucharadas soperas de agua fresca
  9. Una cucharada sopera rasa de Maizena
  10. Sal
  11. Pimienta
  12. Aceite de girasol
Comenzaremos poniendo a macerar las pechugas.


Mi madre y mi iaia de siempre han puesto a macerar las carnes para empanar, tanto pollo, como cerdo, ternera, caballo. El macerado le da una jugosidad extraordinaria y lo hago siempre como mínimo de 12 horas en el frigo.
Salpimentaremos las pechugas y en una fiambrera pondremos un huevo y la suficiente leche para cubrir las pechugas, lo batiremos


Tapamos la fiambrera y al frigo. Si no disponéis de tiempo, os recomiendo macerar las pechugas al menos, mientras preparamos la salsa, os aseguro que vale la pena.

En un cuenco ponemos una cucharada de Maizena, si no os gusta la salsa muy espesa, poner la cucharada de postre

añadimos a la Maizena poco a poco ocho cucharadas soperas de agua fría, removiendo. El agua ha de ser fría para que no haga grumos
 

un vez desleída la Maizena, reservamos

Sacamos el zumo de dos limones y lo ponemos en un cazo

añadimos dos cucharadas soperas de vinagre de vino blanco, ha de ser blanco si dejáis la salsa tal cual, o sea semitransparente y sin añadir colorante alguno, de lo contrario os dejará color.


incorporamos dos cucharadas soperas de azúcar blanco, mezclamos y encendemos el fuego

añadimos la Maizena desleída y vamos removiendo a fuego medio

poco a poco veremos como la mezcla se va volviendo transparente y espesa, entonces retiramos del fuego. Cuando se enfríe un poco la podemos poner en una salsera, se puede usar fría o caliente, a mi me gusta tibia.

Ponemos La suficiente Maizena para rebozar las dos pechugas en una bolsa de congelación, 

escurrimos las pechigas de la leche con huevo y las introducimos con la Maizena, removemos la  y tendremos las pechugas rebozadas, desechamos la bolsa y no habremos ensuciado nada

En una sartén onda ponemos a calentar el suficiente aceite para rebozar las pechugas, y freimos las pechugas poco a poco procurando que no se quemen y se hagan por dentro

una vez cocinadas, las pondremos en papel de cocina para que absorban el exceso de aceite

con un buen cuchillo para no destrozar la pechuga, practicamos unos cortes, pero si  llegar al fondo 


con el fin de poder coger  los trozos con los palillos

cortamos unas rodajas de limón y las intercalamos entres los cortes

en ésta receta la salsa va aparte para que se conserve crujiente el rebozado que es importante y

para que cada comensal se sirva la cantidad a su gusto. Os recomiendo éste plato con un resultado dulce y ácido a la vez y con un sabor intenso a limón, que a mi gusto resulta impresionante, pero claro, yo soy una fanática del limón.

" A la taula i....BON PROFIT!!!
Si te gusta ésta receta, puntúala con g+1, así mucha gente podrá disfrutar de ella. Graciaaaaas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada