domingo, 19 de abril de 2015

Tarta de chocolate blanco paso a paso

"Refrany;
El millor premi es un somriure agrait"
El mejor premio es una sonrisa agradecida.

Como ya he aportado dos recetas al apartado de salado y aunque pretendía que la de chocolate también lo fuera (salada),pero por si no me da tiempo, voy con ésta de chocolate blanco y al apartado de dulce.

Se trata de una receta sin horno y muy sencilla de preparar con la que podemos iniciar a l@s niñ@s en la cocina. Que pena que en ésta ocasión mi pinche favorita (mi nieta mayor), esté lejos y no podamos hacerla juntas, cuando vea la foto por watshap seguro que me dice que le hubiera gustado estar aquí, porque le encanta ayudarme y comerla...maaasss.

Somos golosones en casa, pero no nos gustan las cosas muy empalagosas, así que ni añado azúcar, ni uso dos tabletas de chocolate que pienso sería lo adecuado, para nuestro gusto queda ideal de dulce así.

Necesitaremos;
  1. Medio rulo de galletas María
  2. 60 gr. de Mantequilla
  3. Un poco de mantequilla para engrasar
  4. 100gr. de Chocolate Blanco
  5. 200 ml. de Leche
  6. 1 sobre de Cuajada
  7. 200 ml. de Nata
  8. Adornos al gusto
He querido hacer una guirnalda de  bolitas de tres chocolates crujientes para adornar.
Necesitaremos;
  1. Bolas de chocolate
  2. Palitos de Mikado
  3. Hilo de bramante basto
  4. Una aguja lanera
Hoy he utilizado un molde mas pequeño, de tan solo 15 cm. porque solo íbamos a comer tarta 3 personas y solo he usado medio rulo de galletas, si usáis un molde mas grande, poner el rulo completo y doblad el resto de ingredientes, aún así ha sobrado un trozo, pensad que ésta tarta llena mucho.

Comenzaremos picando las galletas, a mi me gusta hacerlo metiéndolas en una bolsa de congelación y aplanándolas con el rodillo amasador

pesamos los 60g de mantequilla,

 la derretimos en el micro y formamos una masa con la galleta picada

Engrasamos el molde, y ponemos la masa en el fondo aplanándola lo mas posible, y dejamos el molde en el congelador unos minutos para que se endurezca y quede crujiente

Apartamos un poco de leche y deshacemos en ella un sobre de cuajada procurando que no queden grumos

El resto de la leche la pondremos al fuego, trocearemos la tableta de chocolate y sin dejar de remover

añadiremos la nata

y posteriormente la leche con la cuajada, recordando que es importantísimo no dejar de remover porque se pega con una facilidad pasmosa. Lo llevaremos a ebullición y retiramos del fuego.

Volcamos sobre la base de galleta poniendo una cuchara sopera en la que iremos echando la mezcla directamente, para que no se forme agujero en la galleta, y dejaremos enfriar procurando no mover.

Un vez se haya enfriado tapamos con papel film y al frigo mínimo cuatro horas

Podemos decorar según la inspiración del momento, a mi se me ha ocurrido hacer una guirnalda con éstos elementos que tenía en casa. Enhebramos una aguja lanera o saquera y con hilo vamos pasando la aguja por el centro de cada bolita con mucho mimo para que no se rompan (si se nos rompe alguna, premio para la cocinera jeje)

podemos utilizar como palos unos de madera de brocheta, como tenía una cajita de Mikado, he cortado el hilo y he atado los extremos a los palitos, así será todo comestible, menos la cuerda claro...

Transcurrido el tiempo necesario para que esté suficientemente fría, terminamos la decoración y tarta lista

me gusta dejarla en el frigo de un día para otro

Recordad que hincha mucho

no os recomiendo que cortéis las porciones grandes

a menos que seáis muy muy goloson@s

vale la pena repetir

y si nos sobra, se mantiene en la nevera perfectamente.

"A la taula i....BON PROFIT!!!
Si te gusta ésta entrada, puntúala con g+1, así mucha gente podrá disfrutar de ella.Si compartes el enlace será estupendo y si te apetece  dejar un comentario..... Graciaaaaas....

No hay comentarios:

Publicar un comentario