domingo, 15 de marzo de 2015

Fallas l'historia de les falles, que son les falles?

     "Les falles "
Despertant els nostres cors,
Valencia riu.
Per la senda de les, flors
ja ve l'estiu.
Creua el carrer la xicalla
replegant els trastos per à la falla;
i manté la tradició
d'esta cançó...
¿Hi ha una estoreta velleta
per à la falla de Sant Josep,
del tio Pep...?
I van juntant lo que els veins els van donant
per a buidar el porxe.
¿Hi ha una estoreta velleta
per a la falla de Sant Josep?,
I amb una estella del muntó
se du el compas de esta cançó.
En les cares de la gent
tot es content.
Xiqueta meua
que del carrer eres l'ama
per culpa teua
tinc el cor encés en flama.
No te separes
del caliu del meu voler,
reineta fallera,
que si me deixes
un ninot tindré que ser,
¿Hi ha una estoreta velleta
per a la falla de Sant Josep?,
per a la falla del teu carrer.


Es complicado para un valenciana y fallera, explicar que son las fallas, y mas cuando tengo la pena de no haber podido transmitir a mis propios hijos mi pasión y amor por las fallas, pero intentaré hacer un resumen;


Las primeras noticias  sobre el origen de las fallas se remontan al año 1784, aunque hay quien asegura que fue en el siglo XVII y otros lo trasladan hasta la Edad Media.

Los primeros escritos nos explican cómo con la llegada del 19 de marzo, festividad de San José (día del Padre y Patrón de los Carpinteros) los artesanos y trabajadores valencianos del gremio de la carpintería realizaban unas hogueras frente a sus negocios en las que quemaban virutas y trozos de madera junto al‘parot’, el mástil donde se colgaba el candil que les había estado iluminando a lo largo de las largas tardes oscuras del invierno, debido a que la llegada de la primavera traía más horas de luz y, por consiguiente, no les haría falta para trabajar hasta tarde.

El trascurrir de los años hizo que, posiblemente, un ingenioso y divertido carpintero vistiese una de esas noches de fiesta y celebración al parot con las ropas y/o forma de algún personaje local, tomando y popularizándose con el nombre de ‘ninot’ (manera en la que se llama a los muñecos en valenciano), aprovechando la semejanza entre parot y ninot. Los personajes preferidos para disfrazar y quemar en la víspera de San José eran aquellos que representaban a los burgueses, el clero y la clase política.

Esta tradición de encender una hoguera, y colocar un ninot en el centro, se popularizó enormemente entre la población, participando ésta de dicha celebración y en las que aportaban trastos viejos y las esteras que se habían estado utilizando durante el invierno. Fue tal el apogeo que alcanzó, que en el siglo XVII se publicó un edicto en el que se prohibía encender fuego en medio de las calles, teniéndose que trasladar a las plazas


Esto propició que una misma hoguera agrupase los trastos y ninots de varias personas, comenzando a crearse las primeras comisiones falleras que unificaban criterios y trabajaban a lo largo de todo el año en la construcción y diseño de ninots que satirizasen algunos estamentos sociales, políticos y religiosos de la sociedad.

Esto llevó a que, durante el último cuarto del siglo XIX, desde los sectores más conservadores y la propia iglesia se pidiese la prohibición de la quema de ninots, al considerar que era una burla pagana de la festividad de San José. A pesar de esta presión y los elevadísimos impuesto que puso el ayuntamiento por plantar una falla, ésta fue cogiendo cada vez más arraigo entre la población, convirtiéndose en la fiesta más popular y oficial de la provincia de Valencia.

La costumbre de indultar un ninot llegó en 1934, tras un concurso de ideas propuesto por el ayuntamiento de Valencia en el que el artista fallero Regino Mas propuso incluir el indulto de ninots en el programa de fiestas municipal, aunque extraoficialmente ya se había realizado en años anteriores.

El nombre ‘falla’ proviene de la palabra en latín ‘facula’ (diminutivo de fax o facis) que es como se le llamaba en el valenciano medieval a las antorchas, según algunos escritos de la época del rey Jaume .

                   
Así, el temple adquirido con el tiempo permite que la fiesta sobreviva durante el nuevo período, hasta el punto de que los libretos que se publican como complemento de determinadas fallas se convierten en una de las principales plataformas públicas de la lengua propia en una sociedad progresivamente desvalencianizada.

video
No os perdáis éste vídeo producido por Antonio Ortuño Ballester

Siempre he creído que hay dos maneras muy distintas de vivir las fallas, que son siendo faller@s, pate integrante de una comisión, y vivirlas desde fuera, como disfrutadores, pero también sufridores, así qeu intentemos ser tolerantes en fallas, con los cortes de calles, música y sonidos de tracas.
Para una fallera de casal, las fallas son también muchas otras cosas, un sentimiento de fiesta, lucha, esfuerzo y trabajo.
La/el faller@ de casal sabe lo que es pelear porque la falla salga adelante, que se pueda plantar el monumento, que siendo de una humilde falla a través de las coutas que pagan l@s faller@s, de las rifas, loterías, falleros de Honor y "arreplegás" se pueda conseguir el dinero necesario para contratar al pirotécnico, a la banda de música que dormirá en el casal para abaratar costos, pedir los permisos necesarios, renovar la junta directiva, tener las falleras Mayores, cubrir gastos del luz agua para el casal, contratar las flores, la barraca, el boceto del llibret, escribir la presentación, pelear con J.C.F,  conseguir la colaboración necesaria.....una falla no es todo tan bonito como se ve desde fuera, requiere muchas horas y mucha planificación para disfrutar al máximo durante los días 15 a 19 de Marzo que es la cúspide de la fiesta, el día grande el de nuestro patrón...Sant Josep.

Las fallas siguientes comienzan la misma nit del la "cremá", preparando cada semana nuestras reuniones que suelen hacerse en viernes para empezar de nuevo.

Las reuniones, ensayos para las obras de teatro que hacíamos en "El musical" obras y obras....para recaudar fondos...cuanto teatro habré hecho??? muuucho, primero dirigida por el gran Vicente Visiedo, gran persona y gran amigo....
Recuerdo con tanto cariño mis fallas infantiles, mi falla era mi casa, ya que los fundadores fueron tíos y allí estábamos todos, tíos primos, família, grandes amigos. Las primeras presentaciones se hicieron subiendo la la fallera Mayor sobre un cajón de madera....y luego mis fallas juveniles, cuando llegada la semana fallera, cogía mis vacaciones laborales, hacía la maleta y me instalaba en casa de mis tíos Pepe y Conxeta, en Francisco Baldomá, en mi Cabanyal arriba del casal y frente al Mercat del Cabanyal, en mi falla, que luego por algún año fué de mi marido hijos y nieta, y la de mi familia y amigos.
El año que fuí FM, fué el mismo que fué FMIV Sonsoles Suaréz Ruiz y tuve la suerte de conocer a su madre, aquella gran dama y señora Dña. Amparo Illana. Entonces la cena de Gala fallera se hacía en los Viveros, mi marido por entonces aún estaba hacíendo el servicio militar y no pudo acompañarme, fué precioso, con violinistas tocando música entre las mesas.....en aquel entonces no podía optar a ser fallera mayor de valencia, cualquier fallera Mayor de cualquier falla, sólo lo eran hijas de gente importante y elegidas a dedo. Menos mal, que despúes se inciaron las preseleciones y elecciones entre las fallas y pueden optar hoy día a ser fallera Mayor, las Falleras Mayores que así lo desean, de todas las comisiones falleras.
Para mi ofrenda a la Xeperudeta como FM, yo misma me confeccioné mi ramo, mi falla era muy humilde y comprábamos las flores a granel, que luego en nuestro casal primero de Francisco Baldomá, entre todos los falleros, convertíamos en los ramos de claveles que llevaríamos a la Mareta, envueltos por aquel entonces en papel de plata y una lazada hecha con nuestras manos.


Aquellas noches de hermandad fallera y los somnolientos momentos de despertá, tras haber dormido con el "monyo" puesto, por no ir a casa a que mi madre me peinara y poder arañar unos minutos de sueño y de fiesta, vestirnos unas a otras en casa de la tía, con su ayuda y la de mi madre que tras haber peinado a quien iba a su casa, venia corriendo a terminar de arreglarnos...aquel lío de "sinagues", zapatos, medias, cintas.....aquellas risas de felicidad mientras vestidas ya nos tomábamos els "bunyols" que el tío Pepe o mi padre traían recién hechos con el olor de chocolate caliente de la cocina...atándonos los lazos mientras bajábamos corriendo por las escaleras..."afanyeuse...que comença el passacarrer i la banda ja toca a festa!!!!! y ale...a por las falleras mayores, a visitar otras fallas, a l@s faller@s de Honor y si habíamos tenido suerte...a "replegar el palet".
Y llegado el gran día el mas emocionante y principal sobre todas las presentaciones, pasacalles y actos diversos, el día de L'OFRENA A LA MARE.


 Yo voy a la Basílica muchas veces al año, me siento allí a "hablarle" a mi Xeperudeta, donde me siento tan cerca de mi madre, pero el día de la ofrenda...es algo especial, ya estás cansada de los día de ajetreo, te duelen los pies y la cintura del peso de la ropa, la cabeza del peinado...pero no importa nada, ni el dolor, ni el frío o cansancio... cuando al llegar a la plaza tus ojos se encuentran con los suyos.
Mientras escribo, se me saltan las lágrimas....es algo inexplicable, pero es así...el momento de besar el ramo y ofrecerlo a todos los seres queridos del cielo y la tierra a través de La Mare, hacer tus plegarias y darle las gracias...bufff no hay un momento igual.

Primera falla infantil de la falla Jusgto Vilar Mercat del Cabanyal en 1969, mi fallita como primera FMI de la falla

Recuerdo que el año que fuí Fallera Mayor Infantil, (la primera que tuvo mi falla y en el año 69), aún nos permitían entrar en la Basílica y dejar nuestras flores a sus pies, momentos...realmente indescriptibles. Luego cuando fuí Fallera Mayor, solo entraban ya las falleras Mayores de Valencia y su corte de honor. Las demás falleras Mayores dejábamos el ramo fuera a la Mare, comlo se hace hoy día.

Y llegado el ultimo día,el19 de Marzo, el día de padre y el de nuestro patrón  Sant Josep, la despedida de la banda, la mascletá a las puertas del Mercat del Cabanyal y el último acto de cada año en fallas.

 
Cremá de la Falla de Justo Vilar Mercat del Cabanyal en el año 77, mi falla como FM
Con la "cremá" damos paso a la primavera, quemando todos los malo que envuelve nuestras vidas,


Cuando me preguntan porque quemamos esos maravillosos monumentos, que son las fallas creados por nuestro inmejorables artistas falleros, son muchas las respuestas;
Para los falleros la noche de la cremà es algo mágico,un momento en el que hacemos que las cosas malas del año desaparezcan ante nosotros, porque está en nuestra esencia, como valencianos que somos, vivir todos los años un romance de pólvora, cartón y fuego, Por que con una chispa de ingenio, nace una falla, y con una chispa de fuego, muere el invierno y porque de las cenizas de la falla resurgimos cual ave fénix, una vez mas, un ejercicio mas.
Hoy he leído que los valencianos quemamos el dinero en las fallas y que deberíamos hacer otras cosas mas importante con ése dinero....quién así habla no tienen ni idea, de los puestos de trabajo que nuestras fallas proporcionan y las muchísimas y muchísimas personas, que tienen un sueldo con que mantenerse y mantener a sus familias gracias a las fallas.
Apoyemos entre tod@s, la candidatura de las Fallas a Patrimonio Inmaterial de la Unesco


Hoy 15, de Marzo comienzan unas nuevas fallas, para mi este año serán muy muy distintas,las veré desde casa, por la tele, abriendo los balcones para oir el ruido de la mascletá, con la piel de gallina cuando una comisión pase por bajo de mi ventana y oiga tocar un pasodoble, éste año no podré vestir mi indumentaria valenciana, ni llevarle mis flores con un beso, peticiones y gracias a la Mareta, lo haré cuando pasen fallas en la intimidad....es lo que tiene tener que estar en éstos momentos luchando por la vida.
Ojalá el día 19, cuando todas las fallas ardan se lleven entre sus fuegos los malo que nos envuelve.

Felices fallas a todos los valencianos y valencianas, turistas amig@s y visitantes
¡¡¡ VIXQUEN LES FALLES, VIXCA VALÈNCIA!!!

                            

Despertando nuestros corazones Valencia rie...
Por la senda de las flores,
ya viene el verano...
Cruza la calle la chiquillería
recogiendo los trastos para la falla
y mantiene la tradición
de esta canción.
¿Hay una esterilla viejecita
para la falla de San José,
del tío Pepe?
Y van juntando lo que los vecinos les van dando para vaciar el porche...
¿Hay una esterilla viejecita
para la falla de San José?
Y con una astilla del montón
se lleva el compás de esta canción...
En las caras de la gente
todo es alegría...
Chiquilla mía
que de la calle eres el ama
por culpa tuya
tengo el corazón encendido en llama.
No te separes
del calor de mi querer
Reinecita Fallera
Que si me dejas
un muñeco tendré que ser...
¿Hay una esterilla viejecita
para la falla de San José?
Para la falla de mi calle.

Si consideráis ésta entrada interesante, compartidla para que llegues a mucha gente, y conozca un poco mas la fiesta de las fallas.Pinchando en cada foto podrás verla en tamaño grande, y si te gusta ésta entrada, puntúala con g+1, así mucha gente podrá disfrutar de éste post. Graciaaaaas.... BONES FALLES!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario