miércoles, 18 de marzo de 2015

Buñuelos de calabaza. Bunyols de carabassa valencianos paso a paso foto a foto

"Refrany;
Bunyols de carabassa, primavera en casa"
Buñuelos de calabaza, primavera en casa.

Un dulce típico de Valencia, sobre todo en fallas, preludio de la primavera y que en mi familia tiene un significado muy especial.
 En la Font d'en Carròs pueblo natal de mi padre era por aquella época costumbre comer como postre de la cena de  Noche Buena "bunyols de carabassa", mi iaia Isabel se afanaba a prepararlos momentos antes de cenar,  aquellas Navidades del 30, pero terminándolos de hacer, mi padre avisó que quería nacer y que aquel año tendrían un niñito viviente en el portal, y así fué como poco antes de las 12 de la noche vino al mundo en aquella humilde casa de labradores y como no....le llamaron Jesús.


Para mi, es un bocado de Navidades imprescindible en el cumple de mi papi (que ya van 84) y que no repetimos hasta que llega la primavera, los naranjos se llenan de azahar,el cielo es mas azul, las calles se inundan de música, olor a pólvora, ninots, color y alegría. Llegan las fallas y con ellas el solsticio de primavera, así que un buen plato de buñuelos son el mejor significado de primavera.

Dicen que éste tipo de buñuelos, se los debemos a nuestros antepasados moros, al igual que muchos otros postres típicos en nuestra tierra.

Mi receta es la típica y tradicional de la iaia Isabel, que ella preparaba en aquella olla de hierro fundido sobre las trébedes y los troncos ardiendo en su cocina de suelo, con aquellos ladrillos de "tomaqueta i ou", como siempre cuenta mi padre.
Ella murió siendo yo jovencita, pero tanto ésta como otras de sus típicas recetas, me las apunté mucho antes, dichas de su boca o de la tía LLuisa y cada vez que preparo alguna de ellas a mi padre le trae maravillosos recuerdos.
Mi iaia los hacía a ojo, y a ojo los he hecho yo siempre, pero pensando en poneros la receta, las últimas veces he estado pesando los ingredientes para que no me digáis como le decía yo a la iaia Conxeta cuando me daba medidas a ojo "iaia...a ull tant pot ser, un poal com un didal" yaya, a ojo igual puede ser un cubo que un dedal.


También los preparo sin calabaza, con naranja, con higos, "figues albardaes"con dátiles, incluso con horchata. Se pueden comen regados con anís, con un bien café o mojados en un chocolate fundido, fuerte, caliente y espeso, a la valenciana.
Con las cantidades que os pongo me han salido tres docenas de buñuelos, si necesitáis mas es cuestión de duplicar o triplicar ingredientes.

Este mes se cumple el segundo aniversario de Cocineros del Mundo, un grupo de Geogle+ que he descubierto de la mano de Victoria una incansable mujer, paisana mía y excelente ser humano a quien quiero desde aquí dar las gracias por su cariño y atención, por hacernos sentir como en la tauleta de casa, muchisimas felicidades por haber conseguido un grupo de tanta calidad, donde sinceramente me da un poco de apuro participar, por el altísimo nivel de tod@s l@s participantes, y donde se aprende tanto.Gracias Victoria,
Con esta receta participo en el 2º Aniversario del Reto de Cocineros del Mundo
http://cocinerosdelmundodegoogle.blogspot.com.es

Encima hoy es el cumpleaños, de mi nieta mayor que nació en mitad de la "nit de foc", como una carcasa inundando nuestras vidas de color, luz y alegría ,santo de uno de mis tetes, cumple de mi ahijado y día del padre, así que ..."Bunyols de carabassa per à celebrar-ho".

Necesitaremos;

  1. 500g de calabaza hervida
  2. Medio vaso de agua de la cocción
  3. 250g de harina
  4. Una pizca de sal
  5. Una cucharada de vinagre
  6. Azúcar
  7. Un trocito de pan
  8. 1.5 litros de aceite de girasol
  9. 40g levadura fresca de panadero
Ésta es la receta tradicional antigua de mi iaia Isabel, por tanto no uso ni huevo, ni leche ni ralladura de limón ni gasificante ni levadura química, si no "rent del forn", levadura de horno o de panadero,y recordad que la medida de calabaza es doble que de harina, pero pesada una vez hervida y escurrida.


Comenzamos partiendo la calabaza, id con extremo cuidado que es muy dura,la lavamos, la troceamos  sin quitarle la piel. Podéis hacerla asada, pero entonces no tendréis el caldito necesario para que queden igual


Ponemos agua a hervir y cuando rompa el hervor, añadimos los trozos de calabaza que dejaremos a fuego medio durante unos 25 o 30 minutos, 


hasta que pinchemos y esté blanda, mirad que maravilloso color


ahora podremos quitar la piel si peligro para nuestros deditos jajaja


reservamos el agua de la cocción medio vasito, porque la entibiaremos en el micro, recordad TIBIA, caliente NO, porque si la usamos tibia facilitaremos el levado, pero si está caliente la levadura hará el efecto contrario y no subirá la masa


pondremos los 250 g de harina


en un recipiente ancho, yo uso un llibrell igual que hacía mi iaia y añadimos una pizca de sal


aplastamos la calabaza, con un tenedor o pisa purés. Yo lo hago con las manos, como me enseñaron, porque nos gusta que se vea la calabaza


La añado a la harina, remuevo siempre a mano


 e incorporo el jugo de la cocción de la calabaza, tibio y con la levadura disuelta


Removemos y nos quedará una pasta suave y relativamente blanda sin grumos y de un delicioso color anaranjado


añadiremos una cucharadita de vinagre blanco, con ésto evitaremos que se empapen demasiado de aceite, y la masa no cogerá sabor de vinagre....tranquil@s, los trucos de las iaias son infalibles mezclamos bien de nuevo y


cubrimos el recipiente con papel film (ésto claro está...no lo hacía mi aia jeje), con el fin de que no se nos ensucie 


el trapo con lo que la cubriremos, mi iaia usaba una especie de manta igual que la que utilizaba para envolver el pan recién cocido, y la dejamos fermentar durante una hora mas o menos, todo depende del tiempo, y hoy hace bastante frío


Veremos que ha triplicado el tamaño


Ponemos el aceite a calentar. no debe estar muy caliente pues esto podría quemar los buñuelos y no se harían por dentro, mientras que si el aceite está frío, los buñuelos absorberán mucho aceite y quedarían excesivamente aceitosos,


 para encontrar el punto de calor adecuado pondremos una rosca de pan en el aceite, si el pan sale a flote a los pocos minutos y se dora, significa que el aceite está en su punto adecuado


.lavamos nuevamente las manos, las secamos las untamos con aceite y colocamos un recipiente a la derecha con un poco de aceite con el que nos iremos untando los dedos de vez en cuando


con la mano izquierda cogeremos un poco de masa, la que nos quepa en
 la mano 


y cerrando el puño presionando,


 haremos que salga un poco por arriba,

 luego metemos los dedos de la mano derecha en el aceite, y tomaremos la bolita de masa que salió de la otra mano con el pulgar haremos un agujero


 rápidamente en la masa justo antes de colocarla en el aceite. .


Igual al principio sale mas un churro que un buñuelo jajaja,


ya se sabe que lo artesanal no es perfecto pero está mas rico y poco a poco nos saldrán mas similares y redonditos con su agujerito


tendremos a mano un palo de brocheta por ejemplo, (yo tengo uno especial para ésto de madera), para darles la vuelta con rapidez para que no se nos quemen, han de quedar crujientes por fuera y blanditos y esponjosos por dentro, los iremos sacando y colocando sobre papel absorbente


Están riquísimos recién hechosy buenos al día siguiente


para mi, es el reflejo auténtico de la primavera


excelentes tibios y fríos, con un café, café con leche, regados con anís, o los mejores con un chocolate fuerte, espeso caliente y oscuro mmmmm aquí tenéis como hago éste chocolate aquí la descripción paso a paso, de hacer chocolate a la taza


despertant els nostres cors, València ríu, per la senda de les flors...ja ve l'estíu.....

Si consideráis ésta entrada interesante, compartidla para que llegue a mucha gente y si te gusta ésta entrada, puntúala con g+1, 
Espero vuestro comentarios que para mi son MUY importantes y recordad que también estoy en Facebook https://www.facebook.com/El-calaixet-de-la-iaia-533062140099386/
Graciaaaaas.... BONES FALLES!!! Feliç día de Sant Josep i feliç día a tots els pares del mon! Que no se os olvide decirles lo muuucho que los queréis, pero no solo hoy...sino los 365 días de año ;)


2 comentarios:

  1. Maravillosos! Me encantan los buñuelos de calabaza, me saben a fallas y aire tibio de primavera. A ver si me salen la mitad de bien y los disfrutan mis niñas y mi yaya. Gracias!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Laura......que nos vienen los mismos pensamientos a la cabeza con el olor, el sabor o la visión dels "bunyols" jajajaja.
      Espero que los disfrutarais muchísimo tu, tus niñas y la yaya. Muchos besitos guapa y gracias por tus palabras y tu comentario. Muaks¡

      Eliminar