lunes, 20 de enero de 2014

Empanada de manzana paso a paso foto a foto

"Una poma cada dia, de metge t'estalviaria"
Una manzana cada día de médico te ahorraría.

Me encantan las tartas de manzana cocinadas de todas las maneras, el problema es que no me gusta el sabor empalagoso de la mayoría de ellas, así que como en casi todos  mis platos, experimento añadiendo o desechando ingredientes hasta dar con el sabor adecuado a mi paladar.

 

Esta es una receta sencilla, fácil, rápida y exquisita, que cada vez que la hago y se inunda mi cocina con ése peculiar olor a manzana y canela , vienen a mi cabeza recuerdos de infancia. De cuando nos sentábamos mi hermano y yo en unos sillones de cuerdas trenzadas en color azul la suya y roja la mía, frente aquella tv en blanco y negro a ver los dibujos del Oso Yogui  y como se comía los pasteles de los visitantes al parque de Yellowstone o como Pixi y Dixie, esperaban a que la abuelita  sacara a enfriar su tarta de manzana a la repisa de la ventana de la cocina  para sustraerla y zampársela enterita.
Os aseguro que cada vez que saco mis tartas a enfriar en la repisa de mi ventana....sonrío felizmente.

Necesitamos;



  1. Dos láminas de masa brisa o masa quebrada
  2. Tres cucharadas tamaño postre de harina
  3. 150g de mantequilla
  4. 75 cl de agua
  5. 200 g de azúcar
  6. 6 manzanas maduras
  7. Un huevo
  8. Una pizca de canela molida
  9. Ralladura de limón
Empezaremos pelando y troceando las manzanas en trozos pequeños. En un cazo, ponemos la mantequilla y el azúcar al fuego suave, removemos añadiendo la harina y las manzanas en trozos, la ralladura de medio limón (solo la parte amarilla porque la blanca amarga)el agua
 y una pizca de canela en polvo. Removemos siempre a fuego lento unos 10 minutos, hasta que el agua desaparezca y ya tenemos una compota. Reservamos.


En un molde bajo para tarta, aplicamos  papel sulfurizado (de hornear), y colocamos encima una de las planchas de masa, volcamos sobre ella la compota que hemos preparado y añadiremos la otra plancha de masa, sellaremos los bordes, realizamos unos agujeros para que hagan de chimeneas, pincelamos con huevo batido. Y al horno precalentado a 180º  unos 25 minutos. Controlad el tiempo según vuestro horno, ya sabéis que cada horno funciobna de una manera y necesita unos tiempos distintos así que los que os doy, son sólo orientativos.


Estará lista cuando veáis la masa dorada.


No vais a dejar ni las miguitas, está riquísima. A nosotros nos gusta tibia, supongo que de un día a otro también estará muy rica....pero no lo se, porque en casa no llega al día siguiente.


" a la taula i....BON PROFIT!!!"
Si te gusta mi receta, puedes compartirla y clicar en g+1 para que llegue a más gente.
Espero tus comentarios y recuerda que también estoy en Facebook https://www.facebook.com/El-calaixet-de-la-iaia-533062140099386/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada