viernes, 13 de diciembre de 2013

Muérdago o Visc

"Refrany;
Només pot ser feliç sempre, qui sap ser feliç amb tot."
Solo puede ser feliz siempre, quien sabe ser feliz con todo.
"Huí Santa LLúcia", patrona de la vista y día de quemar y renovar el muérdago.

El muérdago ó "en valenciá visc".


El muérdago es una planta semiparásita de tallos articulados y siempre verdes. Tiene flores masculinas y femeninas y da unas bayas, primero verdes y blancas al madurar, que no son comestibles y que maduran a finales del otoño.


 Hay leyendas que dicen que sus poderes mágicos provienen de que fue creado como un elemento que no era del cielo ni de la tierra, ya que sus raíces no tocan nunca la tierra, pero tampoco se sostiene por sí mismo en el aire. De ahí la costumbre de recogerlo sin permitir que caiga al suelo, y de colgarlo del techo.
El muérdago se utilizaba con profusión en las festividades asociadas al final del año celta, hacia el 1 de noviembre, y del solsticio de invierno.


 Crece preferentemente en las ramas de encinas, pinos y robles, en lo que a simple vista parece una madeja de tallos en forma de pelota.


El muérdago era sagrado para los antiguos druidas, un bien para todo mal, físico o mágico. Aparte de sus innegables virtudes para combatir la arteriosclerosis y la tensión arterial, se le atribuía el poder de proteger y curar de forma mágica. Era además considerado un símbolo de paz y un poderoso amuleto protector, además del símbolo de la masculinidad, como contraposición al acebo, que era el símbolo de la femineidad. Según una antigua superstición, se colgaba sobre las cunas de los niños, para evitar que las hadas los robasen y los sustituyeran por otros.


 Con la aparición del cristianismo, entre el pueblo, siguió siendo considerado un buen augurio para sus poseedores, siempre que se hubiera cortado con la debida reverencia, pero su fuerte simbología pagana hizo que cayera en desuso, salvo en lo que se refiere a la tradición "romántica". Ya en la antigüedad, se consideraba que besarse debajo de un árbol con muérdago hacía durar el amor o incluso podía iniciarlo. Ése es el significado de la costumbre actual de besar a la pareja debajo del muérdago (colgado normalmente del dintel de una puerta o del techo, a falta de un roble o una encina): se supone que hace perdurar el amor. (El amor hay que hacerlo perdurar, regándolo día a día...en fin...).


En la antigüedad, el rito de cortar el muérdago era respetuoso y complejo. El mejor muérdago para cortar, el más valioso, era el que crecía en los robles y pinos. La tradición decía que había que pedir permiso a la planta antes de cortarla, y que quien no lo hiciera con la debida reverencia sufriría todo tipo de males. Había que cortarlo cuando la luna tenía seis días, de un tajo, utilizando una hoz de oro y evitando que cayera al suelo.


Hoy día lo venden no solo en las floristerías, sino en los mercadillos incluso en las tiendas de todo a 1€.
En algunas zonas de España está prohibida su recolección, porque sirve de alimento para los pájaros y en otras si, porque se come a los pinos....en fin que mejor para asegurarnos, comprarlo en la floristería. Con una rama mediana me sale para la familia y los mas íntimos, mis cuñadas lo quieren siempre en la mínima expresión y a mi no me gusta tener un bolsón enorme todo el año arriba de la puerta, si no algo mas discreto...si ha de hacer...hace igual.


Dice la leyenda que para ser efectivo no sirve comprarlo para uno mismo si no que ha de ser regalado. Curiosamente lo llevo regalando años a mis seres mas cercanos y hace un tiempo, empezaron a regalármelo a mi. Os aseguro que buena suerte....no me ha dado, pero como todo hay que intentar, lo quemaré con cuidado antes de las 12 de la noche y pasaré el humo por todo la casa de dentro a fuera...tampoco cuesta nada probar de nuevo.


Preparo unas ramitas y envuelvo en celofán porque al secarse las ramitas algunas caen al suelo.
Hago unos cortes en el celofán porque de lo contrario, a veces se enmohece.


En la lazada pongo una horquilla del pelo que introducirán entre la madera del marco de la puerta y la pared, con lo cual, no se estropea nada y listos para regalar.


Retirar el del año pasado


Quitar el celofán y lazo


En un recipiente metálico o de barro poner un trozo de papel aluminio para evitar que se estropee


Suelo poner un disco de desmaquillar y unas gotitas de alcohol porque a veces, sobre estar tan seco...no quema bién

Y en un balcón y terraza POR FAVOR EXTREMAR LA PRECAUCIÓN EN ÉSTO, prenderemos fuego SIEMPRE con cerillas


esperaremos que se reduzca a cenizas,


 y pasaremos el humo por la casa desde dentro hacia fuera


Desecharemos las cenizas en el WC,y el resto en la basura, una vez nos aseguremos bien de que no queda nada de fuego. Ésto hay que hacerlo antes de las 12 de la noche.


y colocaremos el nuevo...a ver si éste año nos van mejor las cosas.....

Como me decía mi querida amiga Teresa Esteve el año pasado tal día como hoy, el amor hay que cuidarlo a diario e intentar ver la vida desde un punto de mira optimista. Agradezco a quien haga posible que en cierto modo la fortuna siga presente en mi vida aun con tantísimas piedras en el camino y deseo de todo corazón que os acompañe en la vuestra también. "Una enorme abraçada...on estigues Tere, et trove a faltar amiga."
Os deseo que seáis afortunados y recibáis el obsequio, para colgar sobre la puerta de entrada de vuestros hogares, señal de que alguien, cree en éstas cosas y.....os desea lo mejor, como yo lo hago y por si acaso nadie os obsequia con un ramillito, ahí va el mío virtual deseándoos todo lo mejor del mundo mundial.

Un saludo de
iaia Maimen
Si te gusta ésta entrada, puntúala con g+1, así mucha gente podrá disfrutar de éste post. Graciassss.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada